Antes de entregar cada autocaravana de alquiler, en Carvisa, la revisamos y limpiamos durante cuatro horas, para higienizarlo y dejarlo en perfectas condiciones para el uso y disfrute de los clientes. No obstante, la autocaravana tiene que ser devuelta limpia en su interior, con los casetes de aguas sucias y del WC vacíos y limpios. En caso de que el vehículo no se entregue en buenas condiciones de limpieza, aplicamos un recargo en el servicio.