El conductor deberá estar en posesión de un permiso de conducción clase B con más de dos años de antigüedad o el permiso nacional correspondiente.

En caso de no ser residente en la UE deberá estar en posesión del permiso de conducir internacional.