Todo vehículo nuevo tiene 2 años de garantía bajo las condiciones del fabricante.

Un vehículo usado tiene normalmente 1 año de garantía.