Durante el proceso de formalización del alquiler se indica quién va a ser el conductor principal y se inscriben los conductores adicionales sin coste alguno. Todos los conductores inscritos pueden conducir el vehículo durante el período de alquiler.

El arrendatario asumirá la responsabilidad de los conductores adicionales.