Se conducen exactamente igual que un turismo, sólo debes tener en cuenta que su altura es mayor y que la distancia del eje trasero al final del vehículo también es mayor que en un turismo. Aparca con cuidado con la ayuda de la retrocámara que equipamos a todos nuestros vehículos.